miércoles, 25 de octubre de 2017

La merienda en el bosque. Akiko Miyakoshi

¡Buenísimos días!

Parece que durante el semestre en la U subir dos entradas al mes es un común en este blog. :(

Portada de La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi.
Hay una especie de encanto con los niños y el bosque, será porque los niños aman a los animales y si son peludos (como son generalmente en los bosques), acaparan su atención, sus sueños, fantasías, dibujos, peluches, etc. (yo misma no consigo superar a los osos).
El álbum ilustrado de hoy tiene animales, una nena y un bosque. La historia es sencillísima y no hay que encontrarle mensaje o moraleja, pues funcionan como entretenimiento para los niños.
Una alternativa genial ahora que ya empiezan los fríos (en los países septentrionales). Así que sin más vamos a dar un recorrido en esta preciosa historia llamada La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi.


Es invierno y Kiko ve marchar a su papá a casa de la abuela para retirar la nieve que cayó durante la noche, sin embargo olvida el pastel que iba a llevar y Kiko se ofrece para alcanzar a papá y darle el pastel.
Interior de La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi.
Kiko marcha al bosque que está totalmente cubierto de nieve, al ver en la lejanía una sombra que parece ser de papá, echa a correr pero tropieza, estropeando el pastel.
Al retomar el paso, llega a una extraña casa que ella no conoce, al asomarse por la ventana, se da cuenta que ¡no es papá!
Interior de La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi.
Al parecer no es lo único insólito, una linda oveja invita a Kiko a merendar, todos los animales la miran sorprendidos ¿quién debiera estar más sorprendido?
Los animales invitan a Kiko a sentarse a la mesa donde hay todo tipo de pasteles junto al suyo, ella les cuenta lo que pretendía hacer.
Interior de La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi.
Todos los animales parecen encantados con Kiko, le hacen muchas preguntas y le ofrecen una solución para el pastel estropeado de la abuela. La idea es maravillosa y los animales se ofrecen a acompañar a Kiko a casa de la abuela.
¿Qué crees que pase cuando Kiko llame a la abuela para que abra la puerta? ¿Qué será de los animales del bosque? ¿Qué pensarán todos al ver el pastel de Kiko?
Interior de La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi.

Este álbum ilustrado merece ser revisado en un par de aspectos.

En cuanto a la historia estamos siendo testigos de Kiko que es una niña pequeña pero que ya no es tan pequeña: cuando quiere alcanzar a papá, mamá está preocupada de dejar que vaya sola al bosque pero se lo permite; una vez en la merienda con los animales, todos los animales admiran la valentía de Kiko al salir al bosque sola; finalmente la abuela y papá también se sorprenden de ver que Kiko ha hecho un viaje desde casa. Kiko es una niña pero está creciendo y se muestra independiente; desafía el mito del bosque peligroso, de acuerdo con estos mitos y de los animales salvajes, tenemos un primer plano de un poco inquietante cuando nos topamos con los invitados de la merienda, tal vez quienes están más asustados sean los animales, resulta que después de la primera impresión, son realmente simpáticos.
Interior de La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi.
La primera vez te llevas un buen susto.
Esto nos lleva a las ilustraciones. Las ilustraciones son en blanco y negro con algunos contrastes en rojo y amarillo, la técnica de ilustración está aplicada sobre un papel muy poroso que da una sensación muy onírica, es sumamente delicada, blanca, difusa y lo que nos ancla a "la realidad" son estos tonos rojos y amarillos sueltos por aquí y por allí. La mayoría de las ilustraciones son a doble página y el texto está perfectamente dispuesto en el espacio.

Interior de La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi.
La edición de Océano Travesía está en pasta dura y es sumamente hermosa, tengo entendido que la edición original usó un papel brillante y liso, sin embargo el diseño de esta edición en español fue impresa en un tipo de papel que nos da una sensación como si la imagen hubiese sido dibujada ahí mismo.

Este álbum lo recomiendo a partir de los 3 y hasta los 7 años. En cuanto a si es buena herramienta para cuentacuentos, lo es; para primeros lectores, no es que tenga la letra muy grande, pero no es pequeña y está totalmente cuadrada en los espacios blancos y negros de las páginas, por lo que me parece que puede ser una opción a considerar para los primeros pasos de los lectores.

En fin, este libro aunque no tiene una moraleja cantada, nos enfrenta con prejuicios y creencias que existen en torno a los sucesos que ocurren en la historia: una pequeña que va en el bosque sola pero que no corre peligros, animales del bosque súper simpáticos aunque al principio algo intimidantes y la ruptura de la línea de la fantasía y la realidad pues no se nos permite creer que ha sido un sueño de Kiko, ¡el pastel es la prueba!

Interior de La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi. ¡Qué precioso pastel!
Akiko Miyakoshi.
Imagen tomada del sitio de Océano

Akiko Miyakoshi es una escritora e ilustradora de literatura infantil. Nació en Saitama, Japón y estudió Comunicación visual y diseño. La merienda en el bosque ha ganado el Gran Premio para Libros Ilustrados otorgado por la Asociación de Libros Escolares de Japón y otros cinco premios más en el año 2015.
No le pierdas la huella a Miyakoshi, es una ilustradora con mucho amor por su trabajo.




Sitio de Akiko Miyakoshi.

Todas las ilustraciones son propiedad de Akiko Miyakoshi.

>La merienda en el bosque de Akiko Miyakoshi
Editorial: Océano Travesía
Páginas: 32